Es quizá.

Es quizá la soledad que acompaña siempre al silencio la que me hace sentir tan vacío cuando tengo deseos de permanecer vivo.

Es quizá esa necesidad de soledad la que me hace alejarme de todo cuando iba corriendo acompañado, o quizá sea la clase de vida a la que uno se acostumbra por estar caminando solo.

Es la necesidad de la sombra al rayo del sol y la necesidad de ti cuando ya no estas.

Es quizá la mala costumbre la que me tiene aquí empezando de nuevo y es quizá la falta de costumbre la que me hace tomar decisiones absurdas.

Es el recuerdo que siempre va cambiando y que me vuelve adictivo a el, que no es el mismo, que aun no me agrada, es quizá que aun no vivo lo que quiero recordar y que me hará seguir en la vida pensando en esa época digna de recordar y es también la falta de fuerza en todo lo que me hace salir corriendo.

Es quizá que aun no me gusta estar encerrado y por eso lo hago todo el tiempo, es por eso por lo que sigo caminando y buscando un buen lugar donde permanecer encerrado, es por eso que aun sigo buscando la ventana con la imagen que quiero recordar.

Es por ella y muchas mas que me quedaba, es por mi que me fui, es por todo lo que pasa y por todo lo que dejo de pasar. Es por simpleza y es por rutina, todas son las razones por las que me fui de ahí y me iré después en donde este.

Es por estar solo y por querer no estarlo, por aceptar la realidad y entonces, empezar a caminar de nuevo.