Errores cansados.

Qué cansancio este de esperar en medio de la vida,
qué forma de vivir a medio respirar,
qué sala tan inmensa de cuatro paredes y luz revuelta en el fondo,
con ganas de despertar fuera de los momentos sin lograr.

Sin esperar las segundas oportunidades que perdí en mis renuncias,
sin los mismos errores que dejaron de respirar cuando los dejé atrás,
sin las voces de las agonías que respiran,
sin los lugares que empecé a olvidar.

Por eso estoy aquí donde aun no termino de decidir,
sintiendo las peleas que me sentenciaron,
por eso veo a todos y a nadie en la importancia de los llamados,
por eso las razones de seguir y la urgencia de morir,
por eso las madrugadas que gritan los hechos de mis lamentos.

Y retumbo en el eco de mis consejos todo lo que aun puedo hacer y
distraigo la razón para desoír, deteniendo los segundos de mis noches,
sintiendo que el día no llega y cerrando los ojos para que no lo haga,
cometiendo los mismos intentos sin aprender.

Que cansancio este de vivir en medio de la espera.