El abrazo

Nos dimos un abrazo que detuvo el tiempo, o quizá fueron varios y por eso el día habrá de durar algunos minutos más.

Nos dimos un abrazo sin mirar, como se reciben las cosas que se necesitan y se aman. Al abrir los ojos, en uno de los abrazos, vi que una mujer, lejos, nos miraba sonriendo, había visto cómo el tiempo se detuvo por nuestro abrazo, por nuestro rostro, por ser únicos.

Nos dimos un abrazo que detuvo el tiempo, no necesitamos más, a veces lo hermoso, se toma de los brazos.