Ojalá pueda llegar al fin del camino

Usualmente calmo la impulsividad desvergonzada de la sangre al escribir, evito así saltar del tren a camino medio, ir tras la noche aunque fallezca de temor al llegar a ella, o sorteo perder la vida vivida. Escribir es todo, lo demás son sólo anécdotas, muertes pequeñas. Todo el tiempo estamos muriendo, a cada segundo, a cada instante, buscando sepultura, todo el tiempo lo pensamos, algunos lo hacen, otros escribimos; al menos así sabrán que estuve vivo, con algo de suerte no saltaré del vagón, me mantendré aquí con hojas y tinta. Ojalá pueda llegar al fin del camino, donde el sol se conserva y los caminos de tierra se llenan de verdes hojas. Ojalá pueda llegar al final.

Captura de pantalla 2013-05-05 a la(s) 09.59.07