Blog

Los escritos de Fernando Benavides

Fracturado

Cansado me doy cuenta que tengo algo fracturado,
a veces no entiendo al mundo, aunque eso ocurre cada vez más seguido,
ahora,
la vista no está tranquila,
la mirada ausente de confianza,
sin fuerza para poner sobre ella a todas las mujeres,
con todas sus sombras, tan pesadas,
plomo de días.

Hay pocas luces muertas,
aquí no hay dónde ni con quién yacer.

Buscar dejar de tener sentido
dejó de tener sentido,
y se ven en todas partes caras lindas,
tetas lindas,
piernas y nalgas lindas,
y eso dejó de ser suficiente.
Las portadoras de la locura abundan
pero no se distinguen unas de otras,
hasta llegar al asco del valor,
cuando puedes tocar la costra del diablo mientras te mira fijamente,
a los ojos,
sin párpados para parpadear.

El mundo me abandona mas, y cada vez lo entiendo menos.
Aquí no hay manera de morir tranquilo;
empezamos con ruptura,
todo a plazos se derrumba.

A veces no entiendo al mundo,
está acabando conmigo.

Diablo

Qué es, el diablo, sino todo lo que nos rodea: las paredes, el falso lecho del cielo, las palabras, ignorantes, y el aire en la boca de la copa al vino –morbosa–, esperando ser penetrada por el líquido.

 

Captura de pantalla 2013-10-15 a la(s) 01.59.02