No existe tal cosa

La bebida fría
a buen precio
no existe.

No existe
la maldad absoluta,
la bondad absoluta,
sólo
la bondad imaginada
y la maldad sin alguna escala.

No existe tal cosa
como el fin del camino
o
las verdades a medias de tu madre.

No existe
la canción que prenda fuego por siempre,
ni la que te encierre por siempre.

No existe un escape decente
si tienes que escapar.

Tampoco existe el amor;
y la mujer perfecta
deja de serlo
cuando la encuentras.

No existe tal cosa
de la desnudez;
existen ropas
y el mundo gira en torno a ellas.

No existe
el poema perfecto
ni lo queremos.
No existe tal cosa,
ni existirá el descanso.
No hay un mundo para nosotros,
y nunca lo hubo para pueblo alguno.

No hay correspondencia acertada;
los abrazos vienen en postales.

No hay un edificio que dure eternamente,
pero está bien,
tampoco alguna montaña lo hará.

No existe
tal cosa
como las sentencias,
no existen las mujeres;
ni una culminación digna;
sólo
tenemos
nuestra búsqueda.