No me dejes por favor

por fernandobenavides

Estaba saliendo de casa
buscando algún lugar para comer,
parecía que el cielo
se iba a romper
y llovería de nuevo.

Entonces vi a esa pareja.
Él estaba tirado, a los pies
de ella
y le decía una y otra vez
No me dejes por favor,
sólo decía eso;
ella,
por su parte,
parecía no angustiarse,
y tampoco parecía ceder,
en lo que él,
en el suelo,
repetía:
No me dejes por favor,
pospuesto, lloraba.

Cuando pasé a su lado ella dijo:
Ya me has lastimado suficiente,
o mucho,
no recuerdo la palabra exacta,
y lo decía sin sentimiento alguno,
incluso
sin rencor;
parecía repetir una línea inamovible
de un guión bien estudiado.

Intenté recordar,
si alguna vez,
había caído a los pies de alguien así,
no encontré algo parecido;
pero no sé,
todos tenemos dramas suspendidos.

Dí vuelta en la esquina
y seguí escuchando
al tipo decir
No me dejes por favor.
Cuando le dices a alguien
que no te deje,
ya no hay nada qué hacer.

Continué caminando;
tenía antojo de pizza
y en cualquier momento,
comenzaría a llover.