Pasados los 35

por fernandobenavides

Uno no puede hablar
de haber hecho todo
después de los 35
o después de los 235;
pero
ya te han roto
el corazón
y se lo han tragado
a grandes mordidas,
una
y 100 veces
y has pisado a varias mujeres
en otras ocasiones;
es sólo que el amor propio
hace creer que no fue así.

Uno no puede decir
que vas a la mitad del camino,
porque siempre hay un
esposo desesperado
y engañado,
con un cuchillo,
que puede perder el juicio
y hacer una carnicería
de su desamor.

Uno no puede correr
con la misma velocidad,
aunque
cada día
aguantas sin comer
como antes no podías.

Pasados los 35
el whisky sabe mejor,
mucho mejor,
y te alejas de la resaca
pero no del alcohol;
te alejas de las fiestas,
ya no son divertidas,
sólo las mujeres lo son
y un amigo
o dos
con quien platicar
de esas mujeres divertidas
y de las que ya no lo son,
pero no puedes olvidar
facilmente.

Lo que sí sabes
después de los 35
es que la felicidad
dura unas cuantas semanas
y luego
cumples más años.