Salvaje

Estando en la mañana
después de beber 4, 5 cervezas ayer;
y ahora las hojas de los árboles
están cálidas
después de noches frías
y algunas peleas
con una mujer.

Nunca vale la pena pelear
cuando puedes estar solo;
hay gente que no puede;
pero si te soportas,
si prefieres la buena soledad,
si no quieres compartir tu música,
y haces todo tuyo,
y las bendiciones son
el sonido de las ramas mecerse
y sólo tú las escuchas,
si encuentras mejores caminos equivocándote;
entonces manténte solo
como perro salvaje herido
recuperándose en los rayos del sol,
viviendo de nuevo
hermosamente solo.

La soledad nunca es mala,
es lo único que nos llevaremos,
al lugar donde vayamos
cuando hayamos vivido lo suficiente.