Salto de fe

por fernandobenavides

Soy un hombre limitado que sólo cree en los saltos de fe;
todo se relaciona a eso,
a la eterna perdida,
al constante peligro,
a la advertencia sin advertir.

No creo en el sol naciente,
sino en la posibilidad que no vuelva a ocurrir,
en la tierra que nos sostiene
y en cualquier momento nos puede tragar.

Soy un hombre de posibilidades cortas,
de días diminutos,
de tristezas que vienen,
una tras otra,
y sólo eso queda.

Creo que las mujeres que creen en mi,
sin esperanza,
sabiendo quién soy
aunque no sea nada
y eso sea todo.

Soy un hombre de una sola fe,
la que se tiene al llegar al borde
y aguantar al paso
hasta tentar el aire de la perdición.

No tengo certezas
ni tengo futuro;
para algunas mujeres eso ha sido todo
y siempre me acompañan.

No soy de ordinarias pruebas,
me voy cuando me ponen
al lado de los demás hombres;
no me interesa ser como los demás
ni respondo a los mismos retos.

Soy un hombre de una sola fe,
en un sólo amor,
en una sola mujer;
sólo que ocurre poco,
o casi no ocurre,
y no respondo como todos,
ni me interesa hacerlo.