Blog

Los escritos de Fernando Benavides

Al borde de la locura

Se comienza bien
en la noche
antes de conocerte;
cuando todo tiene sentido
alguno.

En el día continúas
con tu trabajo
hasta que termina
y quieres llegar a desbordarte;
aceptar lo que queda de ti
(que es lo único verdadero).

Hemos pocos demonios perdidos
tirados en el azulejo
del baño
arrastrándonos hasta la madrugada.

Sin mujeres,
sin tiempo de sobra,
al borde de la locura;
cerveza con sabor a pasta de dientes.

Las peores crisis
ocurren en la soledad
de una pequeña habitación
buscando la poca salvación.

Quién aguanta
a un hombre
que se pierde continuamente,
y marca el camino
de los que vienen
a olvidar.

La virtud
se esconde
en la desesperación.

Somos los últimos en la fila,
estamos perdidos
olvidados
y somos pocos.

Pocas cosas

Es el temor de ser olvidados;
no ser amados por alguien
ser ignorados por quien vale la pena:
nalgas
tetas
piernas y corazón

Es díficil aceptar
que las mejores cosas
las encuentras estando ebrio.

La gente se emborracha sin ninguna razón
y algunos lo hacemos
para encontrarnos a nosotros
y encontrar a los demás.

Hay tristeza en el borde de la locura,
antes que acabe la noche
sosteniendo el duro vidrio
de un vaso vacío.

Es el temor de que nada de lo que dices
valga el tiempo
y ya te encuentres perdido
sin fantasías que realizar.

A veces,
no hay nada más que escribir.