Tontos

Hacen falta tontos de verdad
que crean en las cosas que pueden pasar,
y que todo se puede lograr;
en una mujer que puedan amar.

Hacen falta tontos que vayan el frente
y abran el pecho
a la primera bala
de la traición
o del desprecio.

Así nos vemos unos a otros,
y no tenemos certeza de regresar,
avanzamos,
mirando al lado izquierdo vacío de mujeres
y al derecho de la esperanza.

Teníamos algo inquietante
y algo de placer,
muy poco;
teníamos
el recuerdo que nos dejó intentar.

Hacen falta tontos de verdad,
que crean que las cosas se puedan librar;
es necesario que uno de nosotros logré,
y los demás
puedan continuar.