Te voy a llevar en la orilla de mi olvido

Te voy a llevar en la orilla de mi olvido
para no abandonarte por completo
como hiciste conmigo
en tu mejor desprecio.

Voy a mantenerte casi ahogada
en el río de la contención,
respirando por las noches,
donde no me puedas hacer daño
como lo hiciste la última vez.

Voy a recordarte en tu mejor manera:
sonriendo,
yendo y viniendo;
y al final también recordaré
la forma en que te fuiste;
para no dejarte avanzar
mas allá de la nostalgia.

Voy a escoger tus mejores momentos
y los voy a mantener frescos
para que no salgas de la tumba
donde a veces voy a escarbar
para sentirte cerca.

Y quizá
mas allá de la noche
alcance a escuchar tu risa;
y cuando vaya hacía ella
el amanecer me alcance
y me haga despertar.